La Hipnosis para la Ayuda de la Enfermedades Autoinmunes

Las investigaciones de décadas recientes han afirmado la poderosa ayuda que ofrece la hipnosis en el tratamiento de las enfermedades y el dolor

A continuación, mostrare un resumen de una charla de la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple a favor del uso de la hipnosis y los beneficios que conlleva su practica para tratar las enfermedades autoinmunes.

Es bastante peculiar tener en consideración que los trastornos autoinmunes suelen producirse solo en países desarrollados. Las personas de estos países subdesarrollados sin nuestros servicios de agua corriente limpia, lavadoras, sistemas de drenajes, y una buena atención médica, las cuales no experimentan de este tipo de enfermedades. Para la mayoría esto no tiene sentido, con la excepción, de analizar con lupa la diferencia entre estos estilos de vida.

¿Cuál es la diferencia? Principalmente en una sociedad de primer mundo, se vive entre un clima movido, donde las personas viven con mucho estrés. Se vive mucho para el trabajo, pero se invierte poco o ningún tiempo en trabajar nuestro cuerpo y nuestra salud, no se tiene casi ningún momento para relajarse, y se pasan por alto muchos síntomas y señales de malestar que envía nuestro cuerpo. Muy pocas personas con automóvil optan por caminar, se esta adoptando una tendencia de comprar los productos por sitios en línea en vez de dirigirnos a la tienda física, cuentan con poco tiempo para descansar y disfrutar con sus familiares y amigos. También hay que tener en cuenta que en los países con mayor desarrollo la comida contiene más procesos químicos y la existencia de alimentos transgénicos, y a la contaminación del ambiente. Es por esto, que en el siguiente articulo expondré las formas de como trabajar y aprender a escuchar tu propio cuerpo, y como esto se relaciona con tu mente.

Se ha demostrado que la hipnosis es muy beneficiosa para el tratamiento de pacientes con problemas de alergias. En este sentido, las enfermedades autoinmunes son muy parecidas a las alergias. Según la opinión de muchos científicos una enfermedad autoinmune es como tener una alergia en el interior. El comportamiento de una alergia es una respuesta contraria al proceso inmunológico, esta reacción es externa a nosotros, puede ser por un alimento, la picada de una avispa o algún tipo de material. De la misma manera, el trastorno autoinmune se debe a una respuesta inmunológica inaceptable que hace reaccionar nuestro cuerpo. Con alergia, esta respuesta anormal del sistema inmunológico es externo a nuestro cuerpo. Un trastorno autoinmune, va desde adentro del cuerpo y es lo que causa la misma reacción anómala en nuestro sistema inmunológico, ocasionando que haya una lucha interna contra nuestro propio cuerpo.

Existen algunos mitos que voy a desmentir sobre la hipnosis. Esto no es control mental. No es de ninguna manera alguien que te hace actuar a otra persona como una gallina. No se trata de hacer que una persona revele todos sus secretos en contra de su voluntad. Tampoco de que alguien haga todo que quieras con el simple chasquido de los dedos. Todo lo que ustedes hayan visto en un escenario o la televisión es solo un show. Personas actuando, es completamente falso.

A toda esta cuestión ¿Qué es la hipnosis? Es un estado de conciencia plena, llamada trance, que se alcanza a través de un guía.

Una diferencia marcada entre hipnoterapia e hipnotismo. Es que hay personas que se autoproclaman como hipnotizadores, con esto no intento menospreciar su trabajo, solo que estas personas no están capacitadas para realizar terapia. La hipnosis, es el enfoque fundamental para el tratamiento de la ansiedad, las enfermedades autoinmunes, fobias y corrección de malos hábitos. La mejor opción es tratarse solo con un especialista bien entrenado y certificado para ejercer el tratamiento.

Bajo un estado de trance, el inconsciente toma un papel principal en el tratamiento. Lo que es prudente preguntar es si usted es capaz de estar bajo un estado de trance. Para eso hay algunas pruebas. ¿No te ha pasado, que sales del trabajo y conduces a tu casa, pero en el transcurso te pierdes en tus pensamientos y sin darte cuenta estas frente a tu casa y no sabes como llegaste tan rápido? Pues, usted estaba bajo un estado de trance.

¿Nunca te has involucrado con un libro o una serie de tal forma que no escuchas los sonidos a tu alrededor, como alguien que te habla o tu celular sonando? Esta es un estado de trance. Una respuesta concluyente, es que cualquiera puede entrar en un estado de trance. No se necesitan habilidades especiales, ni tampoco de aptitudes particulares.

En un estado de trance se involucra de lleno la mente subconsciente, repasemos brevemente este punto. Los neurocientíficos cognitivos han realizado varias pruebas que demuestran que un 5% de nuestras actividades cognitivas como las actividades emocionales, acciones, comportamiento y toma de decisiones se realizan de forma consciente, por su parte, el otro 95% se realiza de manera inconsciente. Reflexiona sobre ello. Un sorprendente 95% de nuestro cerebro que usamos a cada segundo, trabaja en su mayoría de forma inconsciente. Es probable que mientras lees este articulo ¿Estas pensando en otras situaciones o pensamientos que inundan tu mente? Por ejemplo; la mente tiene memoria fotográfica y siempre recuerda algunas letras que conforman frases y palabras, esto genera que podemos predecir el significado de algunas palabras sin haberlas leído en su totalidad.

En si misma, nuestro pensamiento es como la punta de un iceberg. ¿Qué vemos al mirar un iceberg? Solo somos capaces de ver lo que esta por encima de la superficie. Pero, realmente la gran masa del iceberg se encuentra bajo el agua, lo que le da la estabilidad y la fuerza se encuentra en lo profundo. Lo que vemos, es solo una pequeña fracción de la totalidad del iceberg. De igual manera sucede con nuestra conciencia, solo conocemos la superficie, nuestro subconsciente representa esa totalidad inexplorada que yace bajo la superficie. Por tanto, solo conocemos esta pequeña parte de nuestra conciencia llamada mente, para la que utilizamos tan solo el 5% para las actividades cotidianas, mientras que el 95% restante lo empleamos en el inconsciente.  

Una mente en esta inconsciente obtiene la conciencia que no encuentra bajo un estado consciente, es como una galería de memorias e imágenes. Además, de mantener en funcionamiento todo nuestro cuerpo, posee una gran memoria sobre cada momento y experiencia de nuestras vidas, y el lugar donde guardamos nuestras emociones. Una mente inconsciente es el lugar del cerebro en el cual están los hábitos, comportamientos y creencias. Es un almacén para nuestro aprendizaje.

¿Cómo nos damos cuenta que la mente inconsciente esta en trabajo? ¿A qué llamas un estado de consciencia plena, al enfoque y viveza de tus ojos que se mueven atentos al leer, dirigiendo la mirada a cada línea? ¿Le ordenas a tus pupilas que se dilaten cuando las palabras son muy pequeñas para detallarlas claramente? ¿O te dices a ti mismo que debes respirar para poder hacerlo?

Como ya lo dije anteriormente, somos conscientes solo de un 5% de nuestras actividades cognitivas, todo se reduce al 95% de una actividad automática, lejana a nuestro estado de consciencia. Eso significa que la capacidad de toma de decisiones, emociones y acciones van dependiendo de nuestro comportamiento de inconsciencia. La mente inconsciente conoce lo que nuestra mente y el cuerpo necesitan. Hace funcionar todo nuestro organismo, hace latir nuestro corazón, respirar, parpadear, o hacer que conduzcamos a casa sin darnos cuenta, o realizar acciones aprehendidas de forma automática. Nos alerta de miradas, nos hace sentir amados o enojados cuando nuestra pareja nos observa de cierta forma, nos hace llorar y emocionar cada vez que vemos o leemos historias conmovedoras de un libro o de una película, y nos mantiene en estado de vigilia cuando oímos o percibimos algo extraño.

La hipnosis permite un verdadero estado de relajación y trance, en principio solo vemos la punta del iceberg, para adentrarnos e interactuar con la mente subconsciente. La mente consciente debe permanecer despierta y atenta, solo se relaja. Lo que permite un estado de trance donde la persona es capaz de responder positivamente a las sugerencias, esto hace que la hipnosis sea se bastante ayuda para modificar ciertos hábitos, como por ejemplo fumar, beber alcohol, o para cambiar percepciones y sensaciones erróneas, como una fobia. Estas se hacen verdaderamente útiles para el tratamiento del dolor.

Deepak Chopra afirmo que "cada pensamiento y emoción que experimentas toca cada célula de tu cuerpo. Entonces, ¿Qué crees que le pasa a tu cuerpo, cuando constantemente le alimentas con pensamientos negativos?" Seguramente has experimentado algún estado de emoción negativo que nos redirige a un dolor físico sensorial. Bien se conoce que uno de los efectos que conlleva a las enfermedades autoinmunes es el que tiene que ver con nuestras emociones y estado mental.

¿Quién controla nuestros pensamiento y estado emocional? ¡Nosotros! Somos capaces de controlar el pensamiento que procesamos diariamente en nuestra mente. Estos pensamientos modifican nuestra conducta corporal, nosotros somos capaces de controlar nuestros propios pensamientos. ¿Es probable programar el pensamiento sobre un tema de percepción de la salud que tenemos sobre nosotros mismos? ¡Si! Recuerda, que el modificar tus pensamientos cambia tu comportamiento, y la manera en que siente y responde tu cuerpo.  

Milton Erikson, un destacado psiquiatra y uno de los padres de la hipnosis afirmo en una ocasión: "La mente subconsciente es como un almacén de recursos y la mayoría de la gente entra en el almacén con una pequeña linterna en lugar de encender todas las luces". Es decir, siempre se puede escoger los métodos se utilizan para que nuestro inconsciente trabaje en un momento especifico. Pero, ¿Por qué no utilizar lo que nos dé más ventaja?

A estas dificultades, llámese enfermedades, malos hábitos, adicciones, compulsiones, malestares, dolencias, desorden nervioso, y enfermedades todas con un origen en la mente, lleva a que se involucre en cierta parte el inconsciente. A veces, es difícil de comprender que una misma zona donde se origina un problema, sea, por cierto, el mismo lugar de donde nos protegen de daños mayores y peligros diariamente. Una persona que solo usa regularmente el 5% de su capacidad mental, se esta limitando a si mismo.

Con la hipnosis es bastante útil el calmar y aliviar completamente un dolor. La percepción del dolor tiene dos puntos. La primera es la sensación de incomodidad que percibe y nos alerta nuestro cuerpo, una segunda es nuestra capacidad de reacción a estas señales de dolor o incomodidad del cuerpo.

El sentir dolor es un buen síntoma. No es recomendado inhibirnos de estas señales, ya que nos permite conocer lo que le genera daño a nuestro cuerpo. El dolor nos permite protegernos de peligros mayores para el cuerpo y nos advierte que nos alejemos de una situación u objeto que nos daña físicamente. Por esta razón se necesita del dolor. Pero ¿qué sucede cuando este dolor para a estado crónico, y permanece por un tiempo prolongado? Ya el dolor ha cumplido con su fin, alertarnos de que algo no esta bien con nuestro cuerpo, cuando ya hemos tratado la zona del cuerpo donde se origino el estimulo dañino, solo queda esperar que el dolor desaparezca o vaya en descenso, curada la herida ya no necesita hacerse presente para alertarnos. El problema está, cuando el dolor persiste sin importar lo que suceda, cuando ya no existe peligro ni daño aparente, el dolor no debería aparecer. Cuando este dolor crónico nos aqueja es el momento ideal para acudir a la hipnosis para mejorar nuestra salud.   

Recordemos el ejemplo de sentarnos a ver una película y sumergirnos tanto en ella, a tal punto de no escuchar ningún sonido externo. Como ya lo dije, eso es un estado de trance. ¿En alguna ocasión has visto una película con malestar físico, pero te ha gustado tanto, que te olvidas por completo de ese dolor o incomodidad? O también en el caso contrario, ¿En algún momento pensaste tanto en ese malestar, que solo te hizo sentir peor que antes? Este es un claro ejemplo de que nuestros pensamientos tienen repercusiones directas sobre el estado de nuestro cuerpo.

Redireccionando nuestros pensamientos, hacia un estado de relajación y concentración pleno se puede cambiar la manera en que pensamos, para cambiar la forma en como nos sentimos, esto puede beneficiarnos para tener mas control sobre como procesamos el dolor y generar que nuestro cuerpo sienta una mejora. Para esto, la hipnosis brinda un estado mental de relajación profunda para ayudar a nuestra mente a centrarse, adentrándonos en nuestro subconsciente para lograr una respuesta positiva al dolor. No se necesita responder, solo basta con aprender a manejarlo. En un estado de relajación y atención profunda, la hipnosis sirve para brindar sugerencias positivas a nuestra mente inconsciente, a esto se llega gracias a las herramientas que este método te ofrece para el tratamiento para calmar el dolor.

Brevemente, se puede afirmar que nuestros pensamientos tienen un impacto sobre nuestro estado de animo y nuestro cuerpo en general. Estos pensamientos nos ayudan a regular la respuesta de nuestro cuerpo. Con la hipnosis podemos tener el control sobre nuestros pensamientos, esto implica que podemos controlar como se siente nuestro cuerpo. Solo necesitamos la ayuda para aprender a dominarlo. La mayoría de las veces nos quedamos estancados en un circulo de pensamientos negativos, que no nos permiten avanzar, estos mismos pensamientos nos generan malestar y hace que nos sintamos mal físicamente, o con algún tipo de molestias. La hipnosis nos ayuda a vencer estos patrones, primero con cambiar nuestra forma de pensar tradicionalmente, aprender a dominar nuestro cuerpo y la forma en como este responde, nos permite actuar y sentir de otra manera, mucho mas sana y saludable. 

Entradas más populares de este blog

Estrategias Prácticas de Hipnosis para superar la Procrastinación

Cambia la percepción por una realidad positiva con hipnosis

Hipnosis y Colon Irritable