Hipnosis ayuda a la salud mental

Está comprobado que la hipnosis ayuda a mejorar las condiciones de salud mental.

Ya han transcurrido bastantes años desde que decidí certificarme para utilizar la hipnosis. En mi caso, es de gran ayuda como estrategia terapéutica. Como técnica principal, la hipnosis me ha permitido integrar otras técnicas con mis pacientes para mejorar su comportamiento. El bienestar de mis pacientes es la meta fundamental del tratamiento.

Mis estudios y mi experiencia me han enseñado que la hipnosis es una herramienta para la concentración profunda. La hipnosis le permite al paciente comprender el mensaje de una forma distinta en la cual está acostumbrado a procesar, Hablo de este estado de alerta constante en la que el sujeto se encuentra sumergido. Gracias a la hipnosis, se puede integrar de forma terapéutica un cambio en la conducta del paciente de diversas maneras para tratar una variedad de trastornos físicos y mentales.

Para la opinión general, esto incluye profesionales de la salud mental, la hipnosis conlleva a otros problemas como la debilidad mental, control mental, sueño inducido pérdida total de la conciencia. Dando por hecho, que el genero femenino es mucho más susceptible a entrar en trance hipnótico que el masculino. Pues, no son más que supersticiones y patrañas. La hipnosis no ejerce control mental, ni mucho menos está previsto para aplicarse en personas con una voluntad mental débil. Es un mito que las mujeres son más hipnotizables que los hombres. Otra historia común, es la de unas señoras que andan en la calle y duermen fácilmente a la gente o se dice que pierden la conciencia con hipnosis, eso no es más que solo un mito. Por otra parte, un sujeto que se encuentra hipnotizado entra en un estado de alerta, donde los sentidos y la concentración de la persona se agudiza a un nivel superlativo.

La técnica de la hipnosis les brinda a los pacientes una forma sana y verdadera de concentración que les ayuda a cambiar su comportamiento, utilizando las estrategias terapéuticas apropiadas para cada condición. Por esto, se ve que la hipnosis es usada para ciertos casos, como una herramienta terapéutica complementaria para mejorar la aptitud hacia una recuperación o reinserción del sujeto a la sociedad, caso de militares luego de regresar de una guerra. También, existen casos de algunos dentistas que usan la hipnosis para controlar el dolor o la ansiedad de sus pacientes, en este caso se aplica la terapia hipnótica, para ayudar a una mejora práctica de su ocupación fundamental; la odontología.

La hipnosis ayuda a personas a cambiar malos hábitos o adicciones como la de fumar, controlar su peso, insomnio, ansiedad, fobias, disfunción sexual, obsesiones, estrés, etc. Además, de mejorar problemas físicos como el dolor de cabeza, de espalda, dolores crónicos, y hasta manejar la hipertensión. Todo puede manejarse con la ayuda de la hipnosis, usted puede tratar cualquiera de estos problemas. El detalle, es que no hay suficientes profesionales especializados o certificados para practicar la hipnosis, ya que generalmente se desconoce o se desestiman los beneficios que puede generar para la salud.

Tuve el caso, de un hombre que acudió a mi consultorio para tratar su problema con hipnosis, el caballero sufría de un trastorno postraumático y flashbacks paralizantes, con estrés y depresión, luego de haber quedado atrapado en un ascensor durante muchas horas y sin recibir ayuda. Vino en última instancia a probar con el tratamiento de hipnosis, después de haber probado suerte con un sinfín de terapias holísticas y otros métodos tradicionales que implican la terapia cognitivo-conductual, con resultados negativos.

Trate a este paciente con un método de hipnosis utilizando la ayuda de imágenes guiadas. Durante un periodo de solo 3 sesiones, logre hacer que el caballero proyectara sus flashbacks negativos y su ansiedad en una magnitud mayor como de pantalla de cine que diseñamos con la terapia mental. Gracias a esto, comenzamos el camino para eliminar y suprimir esos malos recuerdos que tenía este caballero tan presentes, al transferirlos a un lugar específico de su pensamiento, solo necesito calmarse y relajarse con la hipnosis para cambiar esas imágenes mentales. Que fue sustituyendo por otras imágenes más agradables y placenteras. Personalmente le di enseñe esta herramienta para que, luego de concluir nuestras sesiones tuviera el dominio por sí mismo para continuar aplicando la estrategia terapéutica por su cuenta. Solo con la ayuda de la concentración enfocada que desarrolló con la hipnosis puede ser capaz de superar su trastorno y hacer que en muy poco tiempo se refleje un cambio positivo para su vida y su salud mental.

La experiencia me da la base para afirmar que la terapia de hipnosis funciona, solo bastan unas pocas sesiones para ver la mejora. Si este no funciona para ayudar un problema, quizás sea el momento de acudir a otras instancias médicas. La hipnosis está libre del uso de cualquier droga o equipo médico tecnológico

¿Se puede saber si un paciente es hipnotizable? Toda persona tiene capacidad de caer en trance hipnótico, para que la hipnosis funcione se necesita de la voluntad de la persona y la habilidad del terapeuta para guiar al paciente a un estado de concentración profunda.

Solo un especialista certificado está capacitado para manejar apropiadamente el campo de hipnosis, siendo perfectamente complementaria con otras especialidad o disciplinas profesionales, como la psiquiatría y la psicología. Generalmente, el objetivo siempre es el mismo, independientemente de la persona que se encuentre ejecutando la hipnosis, fundamentalmente un cambio terapéutico positivo, utilizando un enfoque mental como campo secundario para su tratamiento, como el ejemplo del dentista.

Por otra parte, las personas deben tener bastante precaución al introducirse en un lugar donde hay un hipnotizador que hipnotiza a la gente, solo por hacerlo. Eso es otra cosa, hipnotizar solo por el afán del entretenimiento, sin asistencia sanitaria, no es un procedimiento formal. La hipnosis es para usos médicos y terapéuticos, el cual exige entrenamiento y experiencia, este debe usarse por especialistas calificados que conocen el uso apropiado, ventajas y desventajas. No es menos, que ya en la década de 1950, la Asociación Médica Británica y la Asociación Médica Americana emitieron una declaración textualizando en que reconocían las hipnosis como un tratamiento legítimo en medicina y especialidades como la odontología.

Hoy en día siguen los debates que giran alrededor de las respuestas psicológicas, fisiológicas y neuronales que es capaz de generar la hipnosis en pacientes. Hasta los momentos, las pruebas definitivas para develar el mecanismo de cómo funciona la hipnosis en el cuerpo humano no está del todo claro. Las pruebas científicas han arrojado su efectividad en base a la experiencia clínica de sus pacientes, que comprueba una gran eficacia. Sin embargo, cuestiones como la motivación o la aceptación al tratamiento juegan un papel crucial en los resultados.

Actualmente hay muchos programas educativos que ofrecen cursos y seminarios de hipnosis médica. Para conocer a fondo sus opciones según su país contacte con la Sociedad de Hipnosis Clínica y Experimental, la cual dicta cursos en los Estados Unidos y el mundo. Puede sugerirles un buen libro para los que están interesados en el tema, se llama "Trance y Tratamiento": Usos Clínicos de la Hipnosis – Dr. Herbert Spiegel y el Dr. David Spiegel (New York: Basic Books Inc.1978). Este es uno de los más célebres y de mayor comprensión lectora para el público en general.

Haciendo una última reflexión sobre el tema, la hipnosis es una herramienta que debería ser más inculcada en el ámbito profesional. Es una parte elemental de la educación psiquiátrica general, las estrategias y herramientas de la hipnosis le otorgan mayor relevancia y valor a la salud mental.

Entradas más populares de este blog

Sanación de tu Mente Inconsciente con Hipnosis

Hipnosis para Combatir el Insomnio

Cinco métodos efectivos para aliviar el dolor