La Ayuda de la Hipnosis Durante la Menopausia

  

La tan conocida crisis de la menopausia, es algo común para todas las mujeres de edad madura. Esta viene acompañada de cuadros de estrés, cambios repentinos de humor y sudoración nocturna, entre otros síntomas. Para sobrellevar la situación existen tratamientos médicos que reducen el impacto hormonal en el cuerpo femenino.

Métodos prácticos para controlar la menopausia con la hipnosis

La hipnosis es un tratamiento beneficioso para controlar el cuerpo y la mente de pacientes que viven colapsos emocionales o traumáticos. Nos ayuda a interiorizar nuestros pensamientos, transportarnos a lugares reconfortantes, y a darnos motivación con la meditación de pensamientos ideales que visualizan nuestro futuro exitoso y lleno de paz. Si eres de los que piensa que la hipnosis es para ti, no dudes en comunicarte con un especialista en hipnosis para trabajar tus síntomas durante la menopausia y ayudarte a superarlos.   

El llamado Tratamiento de reemplazo Hormonal (TRH), es la opción principal que se utiliza para tratar los síntomas de la menopausia en general. Sin embargo, este método clínico de hormonas está relacionado con el desarrollo de algunos tipos de cáncer, e implica un riesgo pequeño, pero real de padecerlo. Alternativamente, existe el tratamiento de la hipnosis, como método para manejar las afecciones causadas por la menopausia. Avalado por la Sociedad Norteamericana de Menopausia.

El tratamiento se basa en inducir un estado de hipnosis en las pacientes para controlar los cuadros de estrés, depresión y ansiedad, causados por la crisis menopáusica. Esto se logra llevando al paciente a un estado de relajación interna con la ayuda de la hipnosis. Luego, se muestran imágenes placenteras y de enfriamiento para alcanzar un dominio mental, que puede detener los ataques de conducta o sofocos. Está demostrado que métodos de relajación como el yoga o la hipnosis son efectivos para inhibir los síntomas como la ansiedad y el estrés en mujeres con menopausia. Llegando a neutralizarlos por completo, siendo igualmente efectivo que el TRH, pero sin riesgos colaterales para la salud.

3 ejercicios prácticos basados en hipnosis y neurociencia para controlar los síntomas menopáusicos en la vida cotidiana:

Imágenes placenteras, al encontrarse sumergida en un cuadro de estrés o ansiedad tómese un momento para pensar. Relájese y cierre los ojos, transpórtate a una imagen o lugar ideal, tu lugar favorito. Ese sitio donde solo encuentras paz, apacigua tu cambio de humor o depresión con profundas y pausadas respiraciones. Accede a ese rincón neuronal donde tu cuerpo y mente se equilibran. Trabaja tu respiración inhalando hasta sentir como el aire fresco recorre cada espacio de tu cuerpo, exhala y expulsa todas tus preocupaciones, solo piensa en tu lugar ideal. Interioriza frases de afirmación positiva que te ayudarán a la vez, que te imagines un hermoso lugar. Imagina un precioso valle, lleno de flores, el pasto es verde y suave, el sol y la brisa fresca de verano acarician tu piel, en este lugar ideal no hay nada que temer, solo hay paz y tranquilidad. Esta técnica de transferencia imaginativa es de gran ayuda a la hora de afrontar una de las crisis de la menopausia. Igualmente tiene el mismo efecto positivo que ayuda a calmar a todo tipo de personas en situación de estrés.

Pensamiento futuro, trasciende al futuro e imagínate cómo serás en unos años. Piensa que todas tus metas, todo lo que siempre has deseado se te ha cumplido, eres la persona que siempre quisiste ser, imagínate en circunstancias ideales. Cierra los ojos y trata de imaginar cada detalle, las sensaciones, el lugar, el clima y sus alrededores. Haz un ejercicio rápido de cosas que necesitas realizar para llegar a ese tu ideal del futuro que has visualizado. Piensa y afirma que con la ayuda y cumplimiento de esos objetivos lograrás ser esa persona en el futuro, dalo por hecho. Mientras más interiorices y te sumerjas diariamente en tus pensamientos futuros más encontrarás paz, relajación y armonía. Concentra y medita la hipnosis en esos pensamientos, y pronto sentirás como tu mente las asimila, llegando a sentir sensaciones de calidez y olor. Esto te ayudará a controlar tus pulsiones depresivas.

Control de la ira, imagina por un momento que te encuentras en una habitación blanca, donde solo estás tú, frente a una de las paredes blancas está un dial o medidor que marca de cero (0) al diez (10). Imagina que cero es tu sensación más agradable, mientras que el diez es insoportable (calor o frío extremo). Ahora intenta mover la aguja según sea tu estado de ansiedad o depresión, transmuta tus síntomas de malestar y dales un número dentro del marcador. Pensemos que en este instante estás en un regular 5, llévalo un poco hacia arriba hasta marcar un 8, siente cómo tu cuerpo y mente asimilan este nivel de incomodidad y estrés, llévalo hasta el máximo. Para luego, bajar poco a poco el marcador, respirando lento y profundo, interioriza cada sensación, a medida que vayas bajando el dial siente cómo tu cuerpo se enfría y se acerca a un estado de relajación interna, ya no hay más dolor, no existe la preocupación, ni la ansiedad. Llega a cero y percibe la sensación más reconfortante que tu mente es capaz de imaginar. Repite el proceso varias veces durante el día, practica este ejercicio constantemente y verás cómo controlas tus emociones y calenturas durante una situación adversa, tan solo meditando.


Entradas más populares de este blog

Estrategias Prácticas de Hipnosis para superar la Procrastinación

Sanación de tu Mente Inconsciente con Hipnosis

Hipnosis ayuda a la salud mental