Cambia la percepción por una realidad positiva con hipnosis

Cambia la percepción por una realidad positiva.

En estos últimos años, he ayudado a pacientes que atraviesan experiencias traumáticas y críticas. La hipnosis cambia la percepción de vida del paciente y esto se logra en pocas pero constantes sesiones. Tanto para el paciente, como para sus familiares. 

La hipnosis ayuda mental y emocionalmente a pacientes que atraviesan dificultades en su vida y la hipnosis toma cada vez mayor relevancia en el campo de la neurociencia.

En una sesión de hipnosis se logra un enfoque y una calma capaz de abstraerse de la realidad palpitante de la vida. Es una verdadera experiencia sensorial que busca el cambio consciente del paciente. Es decir; la terapia se basa en charlar, escuchar y fomentar ideas que ayuden a establecer una nueva percepción sobre la realidad.

La hipnosis de trata de una terapia en que el paciente tiene una plena conciencia de sí, donde se produce un viaje metafórico acerca de las opciones, enfoques de vida y aptitud con la que un paciente afronta su realidad clínica, para transmutar sus pensamientos negativos hacía una visión positiva.

La hipnosis permite afrontar una experiencia de manera positiva. Concretamente ayuda en la superación de etapas emocionalmente difíciles o de conductas negativas de parte del paciente. 

La hipnosis se lleva a cabo en sesiones individuales que tratan a cada paciente según sea su caso. Cada paciente tiene objetivos y conductas distintas. Para ello, se trazan estrategias de abordaje de manera personalizada. Mediante el cambio de percepción se reestructuran las ideas negativas hacía un cambio positivo. Por lo común, las sesiones no suelen alargarse más de una hora. Durante ese lapso de tiempo se realiza una terapia de relajación, donde el paciente cierra sus ojos, y mantiene una placentera charla. Donde expone sus miedos y preocupaciones, y se le induce a dejarlo atrás, en cambio se fomentan ideas y enfoques prácticos de desarrollo, para complementar la supresión de los miedos o tristezas del paciente. Estos son sustituidos por imágenes e ideas positivas que orienten hacía su superación personal.

La hipnosis puede reformular estados y conductas que antes parecían imposibles de tratar con la inducción de experiencias sensibles a pacientes en estado de relajación profunda. Por ejemplo; la asimilación mental que le indica a un paciente que su dolor o molestia física no está presente. Sirve como un sedante o analgésico natural para la mente, inclusive, hay testimonios de pacientes que se sometieron a procedimientos quirúrgicos completos, sin la ayuda de ningún anestésico, solo bajo los efectos de la hipnosis. Lo que prueba la capacidad que tiene la hipnosis para persuadir la consciencia del paciente, el cual, a pesar de estar totalmente vivaz, no sentía dolor alguno, pues, el tratamiento previo de la hipnosis le indujo un estado de calma profundo y la frase: su cuerpo no sentiría dolor alguno.

Entradas más populares de este blog

Sanación de tu Mente Inconsciente con Hipnosis

Hipnosis para Combatir el Insomnio

Cinco métodos efectivos para aliviar el dolor